lunes, junio 05, 2006

Refugio de Goriz y Monte Perdido

4/06/06 (Refugio de Goriz)

Dejamos el coche en el parking de la Pradera de Ordesa (1.301 m) y eran las 10:20 cuando comenzamos a andar Celeste, Jaume, Jordi, Roger, Xavi y Carlos. Retrocedimos unos metros por la carretera hasta la antigua caseta de información. Desde aquí tomamos el sendero a la derecha de la casa, que conduce al Circo de Carriata y al Tozal del Mallo.

El desnivel a superar es considerable y la senda es empinada. Durante el recorrido hay unas espectaculares vistas del Tozal del Mallo, que desde este punto parece inalcanzable.

Para superar el circo, hay dos alternativas: o bien pasar las clavijas de Carriata o ir por la Fajeta. Nosotros elegimos las clavijas. Son dos tramos cortos de clavijas que no presentan gran dificultad, sobre todo el primero de ellos, y además no son demasiado expuestos.

Primer tramo:
Segundo tramo (Jordi subiendo como si nada):

Una vez remontado el circo de Carriata, el Tozal del Mallo se observa perfectamente accesible. Estuvimos tentados de llegar hasta allí, pero decidimos continuar dado el trecho que nos quedaba.

El Gallinero y dos "pollitos":
Para tomar la Faja de las Flores se debe continuar subiendo un poco más en dirección Norte, a través de grandes bloques de piedra, para luego torcer a la derecha aproximándonos hacia el Gallinero. En este punto se puede observar una buena panorámica de los Gabietos y del valle de Ordesa.
Llegamos al inicio de la Faja de las Flores (2.300 m.) a eso de las 13:50 (nos había llevado unas 3 horas y media desde abajo), hicimos un descanso y a las 14:20 emprendimos su recorrido. Una gran piedra caída hace las veces de umbral.

A pesar de su apariencia esta faja no presenta ningún problema en su recorrido y es más amplia de lo que parece desde abajo. Las vistas son en todo momento espectaculares:

A medida que íbamos acercándonos al circo de Cotatuero aparecían ante nosotros unas impresionantes vistas de la Tres Sorores (Cilindro, Monte Perdido y Pico de Añisclo) y luego del Taillón, la Brecha de Rolando, el Caso y el Marboré.

Tres Sorores para tres intrepidos:

Llegando a Cotatuero finaliza la Faja de las Flores. Una vez en el punto donde esta el desvio a la clavijas seguimos adelante siguiendo unos hitos intentado mantener altura, pero no tuvimos mas remedio que descender unos 400 m. hasta el prado donde desemboca la cascada de Cotaturero formando un torrente.

En ese momento tuvimos la duda de seguir por Fracuata o ir por el Collado de Millaris. Elegimos la segunda opción para intentar llegar a Goriz a tiempo para la cena. Fue necesario volver a remontar la altura perdida y ascender por el penoso terreno hasta llegar hasta el Collado de Millaris (2.457 m), que alcanzamos a las 18:45.

Descendiendo el collado y atravesando el circo de Goriz llegamos al refugio (2.200 m) a las 20:10 y cenamos por los pelos (bueno, mejor dicho gracias a que Xavi se había adelantado para advertir de nuestra llegada). En mi caso, la jornada había sido agotadora.

Jaume llegando a Goriz, aun no sabía que unas deliciosas "fabes" le esperaban dentro:



05/06/06 (Ascensión a Monte Perdido y bajada)

Tras una noche animada por los ronquidos de uno de nuestros compañeros de habitación, madrugón, desayuno y salida de Goriz a las 06:00. Al poco de salir del refugio, al lado de una estación meteorológica, nace la senda que asciende sin tregua hacia el Norte.

A lo largo del recorrido tuvimos que superar una grimpada y sobrepasar algunos neveros.

Finalmente llegamos al lago Helado (3.000 m) a eso de las 08:40. En este punto nos dividimos: los más valientes, Jordi, Roger y Xavi, se encaminaron hacia el Cilindro y Cele, Jaume y Carlos a Monte Perdido.

La ascensión por la escupidera requería dosis importantes de esfuerzo, dado el desnivel, y concentración, pues es mejor no resbalarse en este lugar. Sin embargo, la nieve estaba en buen estado, los crampones se clavaban con facilidad y debido al paso de la gente había excavada una pequeña trinchera en la nieve que daba cierta tranquilidad. Las condiciones era inmejorables.

Primera vista de la escupidera (la foto no refleja el dramatismo del momento en que nos dimos cuenta de lo que todavía nos quedaba):
Jordi, Roger y Xavi (si, son esos tren puntitos en medio de la nieve) subiendo hacia el Cilindro:

A las 10:30 alcanzamos, con enorme satisfacción, la cumbre de Monte Perdido (3.355 m). No habia ni una sola nube y las vistas era espectaculares en todas direcciones. ¡ Cuesta llegar, pero vale la pena !.

Video:


Circo de Soaso:
Por ahí debe andar el refugio de Tucarroya:

El imponente Vignemale:

Lago helado (desde donde habiamos subido):

Cilindro de Marbore, donde probablemente estaban nuestros compañeros:

Jordi, Roger y Xavi en el Cilindro:


A las 10:45 emprendimos el descenso, que resulto ser más sencillo de lo esperado, llegando de nuevo al Lago Helado a las 11:45:

Varias vistas de la escupidera (ya sanos y salvos):

Circo de Soaso y Punta Tobacor:

A la 13:40 llegamos de nuevo a Goriz, tomamos un refrigerio y salimos a las 14:50.

A las 15:45 estábamos abajo y a las 18:20 parking, recorriendo el interminable bosque de hayas.

Un animalillo del bosque:
Mapa: