domingo, diciembre 13, 2009

Pico Sacroux

12/12/09
Ascensión al pico Sacroux (2.675 m) desde los Llanos del Hospital

Punto de partida:
El Pico Sacroux está situado en el cordal fronterizo, encima de los Llanos de Hospital. Se accede desde el Ibón de Gorgutes, continuando hasta la cabecera del valle.

Cruzamos Benasque y continuamos hasta el final de la carretera que algún día llegará a Luchon.

El inicio del sendero a Gorgutes se encuentra donde termina la carretera, pero el tramo después del desvío a los Llanos del Hospital estaba cubierto de nieve y había aparcada una máquina quitanieves, así que decidimos bajar hasta el Hospital de Benasque y dejar el coche allí.

Excursión:
Comenzamos a andar desde el parking del Hospital de Benasque (1,750 m) a eso de las 08:15, cruzamos los Llanos del Hospital e iniciamos la subida por la izquierda del torrente que baja de Gorgutes. Al principio seguíamos una especie de sendero; pero al poco lo perdimos, posiblemente porque que estaba cubierto por la nieve. Así que subimos campo a través, evitando en lo posible los pinos.

A medida que subíamos íbamos disfrutando de mejores vistas del macizo de la Maladeta. Se divisaban en primer plano el Pico de la Renclusa, el Pico de Paderna y la Tuqueta Blanca de Paderna. Siguiendo el Pico de la Renclusa, se veía la cresta de los Portillones y un poco más arriba asomaba la Maladeta. En el lado oeste del macizo, siguiendo la Tuqueta Blanca de Paderna, dominaba el Pico de Alba

Al final del pinar enlazamos con el sendero que sale del final de la carretera y que está señalado con hitos. Continuamos por el sendero y al poco llegamos a unos pastizales cubiertos de nieve, a través de los cuales discurre el torrente de Gorgutes.

Ya empezaba a calentar el sol y veíamos que no había ni una sola nube. Sin duda íbamos a disfrutar de un gran día de montaña.

Cruzamos el torrente; vimos que más al fondo había una palanca, pero no nos hizo falta. Estábamos entre el Pico del Puerto Viell, al oeste, y el Pico de la Montañeta, al este. Nos fijamos que la ascensión al Pico del Puerto Viell por su arista tiene muy buena pinta y nos lo apuntamos para una próxima ocasión.

En este punto el camino toma la forma de una herradura para evitar el barranco que baja del Ibón de Gorgutes. Así que primero nos desviamos al este, hacia el Pico de la Montañeta, alcanzamos el Ibón de la Solana de Gorgutes, y luego nos desviamos al oeste, alcanzando el inicio del Ibón de Gorgutes.

Aquí vimos por primera vez nuestro objetivo, el Pico de Sacroux. Comprobamos que la canal central por la que pensábamos subir se encontraba completamente nevada. Desde aquí parecía completamente vertical. Por lo que habíamos ido viendo, el estado de la nieve sería bueno para subir por ella.

Hicimos una parada para reponer fuerzas y continuamos flaqueando el Ibón de Gorgutes. Una vez finalizado el flanqueo, nos esperaba una subida sin cuartel hasta la cima del Sacroux.

Fuimos ganado nivel hasta la base del Sacroux. A medida que íbamos subiendo veíamos mejor el Puerto de la Glera y el pico del mismo nombre. Llegamos a una zona más amplia y paramos en una gran roca, donde aprovechamos para aligerar las mochilas.

Tras este breve receso encaramos el tramo final por la canal central. La progresión se hacía dura y había algún tramo en el que la pendiente rondaba los 40º. Los crampones y el piolet se clavaban bien en la nieve y no había sensación de riesgo. Además, en caso de un resbalón, reconfortaba ver que la canal estaba despejada de rocas.

Lo bueno de la pendiente pronunciada es que pronto llegamos a un hombro previo a la cima, donde hay un pluviómetro (agujereado). Tras recorrer unos últimos metros, alcanzamos jubilosos la cima del Sacroux (2.676 m). Nos había llevado unas 4 horas y media desde la salida.

Las vistas desde la cima eran magnificas, por la situación privilegiada del Sacroux como mirador y porque no había ni una nube en el cielo.

Hacia el sur observamos en todo su esplendor el macizo de la Maladeta. Se veía la parte mas oriental empezando por la característica Forcandada, siguiendo con la redondeada cima Tuc de Mulleres y con el montón de rocas del Pico de Salenques. De la parte central sólo asomaba la punta del Aneto. Y en frente nuestro quedaba la parte más occidental del macizo, con todas las Maladetas y finalizando en el Pico Alba.

Hacia el este veíamos el Salvaguardia y el Pico de la Mina, que desde aquí son espectaculares a pesar de su modesta altura respecto a los colosos que los rodean.

Siguiendo el cordal del Sacroux hacia el oeste, distinguíamos el Pico de Bom, el Maupás, los Crabioules y otros que no reconocíamos (quiza el Pic Lezat y compañía)

Hacia el sur se divisaba Luchon, y la estación de superbagneres, que como dijo Jordi, estaba super-pelat.

En la cima apenas hacia viento ni frío, así que pasamos un buen rato disfrutando de las vistas y haciendo fotos. Después emprendimos el descenso por la empinada canal, al principio con cautela y después de ver que no había problema, “haciendo el indio”. Algunos se tiraron pendiente abajo practicando infructuosas maniobras de autodetección.

Comimos junto a la roca donde habíamos dejado el material, tras lo que continuamos con el descenso. De camino nos acercamos el Puerto de la Glera a ver la sombría cara norte del Salvaguardia.

El descenso por la nieve fue rápido y agradable, hasta que llegamos de nuevo al pinar. Intentamos seguir el sendero que lleva al final de la carretera pero no fuimos capaces. Así que fuimos bajando como pudimos hasta llegar de nuevo a los llanos del Hopital y de ahí al coche.

Estamos contentos por haber conseguido nuestro objetivo y por haber pasado un día tan estupendo en la montaña.

Datos técnicos:
Hora de salida: 08:15
Hora de llegada al pico: 12:45 (4 h. y 30’)
Hora de llegada al coche: 16:30
Altitud de salida: 1.754 m
Altitud máxima: 2.676 m
Track GPS: Pico Sacroux


Álbum de fotos:
Pico Sacroux