sábado, julio 17, 2010

Punta de las Escaleras (3027m) y Monte Perdido (3344m)

07/07/2010
En esta ocasión nos enfrentamos al reto de subir los casi 1500m de desnivel y casi 11 km de distancia Jaume, Xavi, Jordi, y un servidor, Roger.

Nos levantamos a las 4:30am del Alberge Añisclo de Nerín para coger el autobús 4x4 a las 5:00 que nos subió hasta los 2150m. A las 5:50 empezamos a andar bajo un mar de nubes altas que se iría disipando a lo largo del día. En una hora y 45 minutos llegamos a Goriz a través de un sendero evidente que va rodeando los riscos del valle de Ordesa sin apenas perder ni ganar desnivel. Un itinerario de extrema belleza, con las Tres Soroes siempre vigilantes en el horizonte. Tras este agradable “paseo”, desayunamos rápidamente y nos enfrentamos a la primera cuesta hacia nuestros objetivos. A 2500m tomamos el desvío a la derecha para subir por terreno pedregoso hacia la Punta de las Escaleras. Tras esta primera subida empezamos las primeras, fáciles y cortas grimpadas. Por desgracia la niebla empieza a bajar por lo que no podremos ver a penas ni el Cañón de Añisclo ni el Pico Añisclo. En unas cuatro horas y media llegamos los 3047m y por lo tanto a la primera cumbre. Objetivo semi-cumplido !!. El frío empieza a apretar y en pocos minutos descendemos unos metros para seguidamente enfrentarnos al primer escalón que nos conducirá al Monte Perdido. Unos metros con buenos agarres, y ya estamos arriba. Fue más fácil de lo que esperamos.

A partir de este punto, niebla privándonos de toda visión. En pocos minutos nos enfrentamos al segundo escalón, bastante más comprometido que el primero, pero igualmente factible. Lo que no se ve muy factibles es descenderlos sin rapelar. Así que, no way out, y solo podemos ir para arriba y descender por la escupidera. Tras superar este tramo, sólo queda andar y andar por la pedregosa pendiente que nos conducirá sin ninguna complicación hasta la cima del segundo objetivo, a 3344m en poco menos de 6 horas desde que bajamos del autobús. La niebla sigue y nos quedamos sin vistas. Bajamos a comer a la ante cima y sigue sin despejar. Todo el tramo peligroso de la Escupidera está sin nieve, y el tramo inferior hasta el Lago Helado si tiene.

El descenso lo realizamos por la vía normal y menos un pequeño accidente con caída por una ladera por parte de Jordi, la travesía discurre con total normalidad. El tiempo ha mejorado y el último tramo plano hasta el autobús lo hacemos en 45 minutos más que en la ida, por ir haciendo paradas para contemplar las vistas y hacer fotos. Al final, llegamos a la parada del autobús 10 minutos antes de que llegue, haciendo un total de casi 12 horas de caminata.