domingo, julio 17, 2011

Estós con bombo

16/07/2011
Celeste está ya de 30 semanas, pero se encuentra bien y tenía muchas ganas de volver a caminar por las montañas. Así que decidimos subir a dar una vuelta por el Valle de Estós, que el camino es muy bueno y sin riesgo de caídas.

Dejamos el coche en el parking de Estós y seguimos por la GR-11 hacia el refugio, camino que hemos recorrido en multitud de ocasiones.

El valle estaba precioso: prados verdes, campos de lirios, refrescantes hayedos y fresas silvestres por todos lados.

También espectaculares vistas de los picos que rodean el valle y que de momento tenemos que ver desde abajo: Perdiguero, Pico del Portillón de Oo, Seil dera Baquo, Cap dera Baquo, etc.

Nos llevó unas 3 h. llegar al refugio. Allí aprovechamos para descansar y comer algo.
Una vez en el refugio, volvimos por los ibones de Batisielles; es decir, por la otra vertiente del río. La senda se coge un poco antes de llegar al refugio y se baja hasta el río, donde hay un puente para cruzar. Luego hay que subir un poco y se continúa manteniendo bastante el nivel hasta el Ibonet de Batisielles.

Una vez en el Ibonet, Celeste aún se animó a subir al Ibón de la Escarpinosa. Hay algún tramo un poco más empinado y con terreno más pedregoso, pero con cuidado Celeste lo superó sin problemas.

En el Ibón de la Escarpinosa aprovechamos para comer y luego bajamos por el camino normal de los ibones de Batisielles.

En total casi 1.000 m de desnivel acumulado que hicimos chino-chano. No está mal para una embarazada (y tampoco para mí). A ver si la niña sale montañera como la madre.

Fotos:
Estós-Batisielles

Track: